jueves, 15 de febrero de 2007

Los franceses son sádicos y sus ídolos mártires

Ayer, como regalo del día de los enamorados, estrenaron en Francia la película de Edith Piaf “ La Môme”. Al que le interese su vida (mas bien sus desgracias), que vaya a verla o que se compre la biografía o mejor aún que consulte la net, algo conseguirá. Al que le guste la música y comprenda el francés que se compre algún disco que es casi lo mismo pues sus canciones reflejan sus trágicas vivencias. Eso si, hay que asegúrese en todo caso de llevar consigo un buen paquete de cleenex.

Viendo esta peli, me puse a pensar que aquí es casi una tradición montar en pedestales a los más desgraciados (los franceses-sado-masoquistas de verdad verdad y les encanta el dolor ajeno), puesto que aquí los artistas que se convierten en favoritos de la gente y luego en estrellas o mitos, son antes que nada los olvidados de la vida o de la sociedad.

Pero ese no es un valor sólo de la sociedad francesa. Mas bien de una época, una época bien pasada. En América también supimos compadecernos de los mártires-prodigios que hoy pertenecen al mundo. No, si es que para ser artista había que venir de un medio social bien bajo, tener mínimo una mamá o madrastra loca y/o mala y un papá alcohólico y/o violador (cuando se tenía la dicha de tener padres), un marido mujeriego y/o violento, o una esposa infiel y/o derrochadora, unos hijos... no perdón había que ser estéril, frígida o medio deforme por ahí abajo y si además el interesado sufría de una enfermedad incurable estaba hecho.

En fin, había que pasar por todo un sin número de desgracias que te podrían la vida y que te llevaban al alcoholismo o a la dependencia de tranquilizantes o de cualquier otra droga, o al suicidio o al a desaparición prematura en algún accidente trágico. Solo así la gente podía convertirse en estrella.

Da Vinci, Mozart, Bethoven, Molière, Toulouse-Lautrec, Van Gogh, Oscar Wilde, María Callas, Marilyn Monroe, James Dean, Josephine Baker, Carlos Gardel, Elvis, La Lupe, Nureyev, Warhol, Freddy Mercury, Jim Morrison, Lennon... Pfff!! Un puño de gente que engorda la lista de los más desgraciados, pero también la de los mejores y de los más queridos.

Hoy en día, se lo hemos puesto muy fácil a los que se dicen artistas, ya que cualquier bobalicón(a) con un poquito de talento (a veces sin él) viene, nos hace un show o una cagada (depende de la producción) y ahí estamos derretidos aplaudiendo como borregos, días después sus “caras” están en todas las portadas de revistas y unas semanas mas tarde queremos saber hasta cual es la marca de toallas sanitarias que usa o si sufre de estreñimiento.

Nos hemos convertido en una sociedad vacía que lejos de enaltecer y reconocer con honores el mérito y el “sacrificio”, se refleja en personajes vacíos que no tienen nada interesante que contarnos.

Yo personalmente no caigo más en tentaciones, he decidido ser fiel a mis “ídolos" aunque sean de otra época. Con excepción de Madonna que es lo mejor de lo que queda. Pero queda prevenido todo aquel que lea cualquier información sobre Paris Hilton o Britney Spears, después de haber leído este mensaje le cae la pava macha si sigue con la vaina!!

10 comentarios:

Eugenia dijo...

jajaja... es ke en sta vida... hasta tu te puedes convertir en la proxima madonna!! suerte!!

Blog de LuisMA dijo...

Peut être c'est à cause de sa vien tourmenté, mais à mon avis Edith Piaf c'est parmi les rares francaises qui peuvent exprimer du sentiment lorsqu'ils chantent.
J'adore Edith Piaf.

Willy, el tímido dijo...

JAJAJA

Muy cómica la nota.
Al hablar de Edith Piaf recordé a Walter Martínez, ¿el periodista que hacía Dossier?

Cuando la conflictividad política del país estuvo en su peor momento, Walter lanzó su programa Dossier en la radio. Allí, él ponía la política de lado y privilegiaba el encuentro. Su compañía durante esos meses fueron un bálsamo.

Básicamente colocaba la música que él escuchaba. Las canciones las aderezaba con unos cuentos buenísimos sobre la vida del cantante, el momento en que él compró ese album. Gracias a él, escuché por primera vez a Edith Piaf, y supe de su vida.

Fue un espacio riquísimo. es una lástima que haya salido del aire.

Ojalá estuviera allá, en Paris, por un momento, sólo para caminar por sus calles, escuchar alguna canción a lo lejos, y comprobar si la luz allá es realmente rosa.

Un abrazo y buena vibra

Saucisse dijo...

Todo es segun el color del cristal con que se mira!!! ;)

Saucisse dijo...

Una vez, en pleno centro de Les Halles, una argentina loca me dijo que los franceses eran unos constipados, al principio me reí. Pero pensandolo bien tengo que darle la razón, ella no estaba tan loca!!

Ozornax dijo...

Apreciado Saucisse:

No conozco nada de Edith Piaf, pero ahora por lo que mencionas trataré de conseguir algo. Espero que la película llegue a Vzla. (porque esa es otra moda, hay peliculas buenas que no están llegando). En la lista te faltó la querida Isadora Duncan, a quien una bufanda larga y un neumático... bueno, ya tu sabes la tragedia... Saludos
PD. Estuve en un sitio en Bolívar donde hacían 43°C a la sombra... ¿Cómo va el frio por allá?

Eduardo dijo...

¡JAJAJAJAJAJAJA!

Por razones similares es que para mi no hay ídolos. Nunca he idolatrado a ningun artista o personaje, admirado por algunas cosas tal vez, pero de allí a fanático/seguidor, nunca.

Cierto, como leí por ahí ahora: para ser famoso, ahora tienes que ser puta, tener un video porno, enborracharte y drogarte. Listo.

Little George dijo...

Saucisse
¡Qué rico tu blog!

Me encantaron tus post

Por lo que he leído, eres gay.

Si estoy en lo cierto, échale un ojo a este blog
http://www.papelesdsx.blogspot.com/

Es un blog para difundir estudios de diversidad sexual de Venezuela.
Allí está mi tesis de grado, y otros escritos e investigaciones que he realizado hasta la fecha.

Cuando puedas revísalo, y me dices que te parece, vale.

Lo hice con mucho cariño.

Un abrazo y buena vibra

Saucisse dijo...

Confieso que yo tampoco conocía mucho sobre Edith. Y decía : esos franceses siempre exagerendo con sus cosas.

Pero es que las mujeres con caracter eran pocas en esa época y esa mujer se las traía!!!

PatriciaFM dijo...

Hola acabo de echarle un vistazo a tu blog, jejejeje tienes mala suerte en los aeropuertos me percate de eso, que bien que hayas puesto una frase de richard bach a mi me encanta desde que lei juan salvador gaviota, excelente autor, seguire paseando por aqui

Vivan lo suficiente para encontrar al bueno. Protéjanse!!

Sean lo que quieran, pero protéjanse!

Saucisse también está aqui :