sábado, 12 de mayo de 2007

Había una vez

Me acuerdo que cuando estaba pequeño varios amiguitos del colegio (de padres europeos) se venían al finalizar el año escolar, españoles, portugueses, italianos, actualmente no guardo contacto con ninguno, pero por mucho tiempo nos escribimos, creyendo que nos volveríamos a ver y que la amistad seguiría igual. A mi me encantaba la idea de escribir cartas y me alegraba un montón cuando recibía las de ellos, llenas de historias diferentes y lejanas (historias de carajitos), a veces tenían inclusive barajitas, calcomanías y dibujitos.

El otro día por cierto vi una mujer que se me pareció a una muchacha de padres canarios que estudió conmigo en quinto grado y me metí a llamarla por su nombre... obviamente la mujer creyó que estaba loco y muy francesa me torció los ojos. No era ella, pero me dio gusto sentir que todavía tenia guardado un sentimiento por mi amiguita N.

Por otro lado me acuerdo de mi abuela y mi tía E, que siempre se escribían cartas, que la mensajera L (mi mamá) llevaba y traía... particularmente me acuerdo de una en la que mi tía le contaba a mi abuela que su hijo se había cortado la frente y que casi había perdido el ojo... y mi abuela lloraba desconsolada desde su butaca (2 o 3 semanas después del evento) pensando en el niñito ensangrentado... O por lo menos eso fue los que se comentó después. Ellas siempre se escribían, para contarse cualquier cosa, era la única manera de comunicarse.

Y pensar en lo que hubieran podido hacer con un celular...!!!

O con Internet...

Yo no veo que nadie de mi entorno, ni mi familia, tienen ese gusto por escribir guevonadas en cartas.

Será que cada día tenemos menos tiempo? Todos están tan ocupados?

Lo que están es dormidos, acostumbrados, resignados quizás.

Yo no me canso de mandar postales y contar mis tonterías!

7 comentarios:

Jacqueline dijo...

Sausisse YO QUIERO UNA POSTAL!!!!
No soy amiguita tuya del colegio, pero vamos a fingir que soy, si?
anda, anda!
Te mando ya mi dirección a tu email.
No seas malo.
Prometo corresponder el detallazo para que te pongas contento.

Saucisse dijo...

vale ;)

I M A G I N A dijo...

Con celular y con internet no hubiese sido lo mismo. Las cartas, las cartas a la antigua digo, se hacían con tiempo, con el alma, con cuidado. Eran confesiones íntimas y sólo las entregábamos a los verdaderos amigos. Eran una especie de pacto de sangre, de documento secreto. Un mapa del tesoro. Con internet en cambio es como con la canción de Roberto Carlos: Yo quiero tener un millón de amigos...y en realidad no tienes ninguno. Hay coleccionistas de amigos por internet. Es increíble. Lo que desean es estadísticas, no amistad.

Silvia dijo...

Yo siempre he tenido esa necesidad de correspondencia. De chama le escribia a mi primo largas cartas (que nunca contestaba el muy flojo)y a mi tia, despues intente escribirme con alguna muchacha de otro pais por medio de una revista, lo mismo, yo escribe que escribe y nada de respuestas, le llego el turno a un novio que mientras nos duro el amor me respondia mis largas misivas con cortos detalles de su rutina diaria que yo no lograba entender.
Despues deje de intentarlo, hasta hace poco cuando con una nueva amiga que consegui en un foro rompimos el esquema del teclado y la pantallita y nos enviamos cartas a la antigua, tardan tres semanas o mas!!! es que ipostel es algo fuera de serie,de resto visito a mis amigos en internet y les dejo laaargooos mensajes.

Cariños

Silvia.

Tcalo dijo...

que recuerdos!!! a mi tambien me encantaba mandar cartas!!! Me nacio la cosa -supongo- porque mi mama tiene cerros y cerros de cartas que ella y mi papa se mandaban cuando eran novios!. (cada carta de almenos 9 paginas con hojas de colores!!). Mi padre siempre fue un romantico y le escribia poemas y versos muy lindos!!!. Lastima que llego internet y ahora las "cartas" son digitales!!
Anyway asi es la vida... en un par de decadas diran quiero escribir un email!!! era tan romantico!!! :)

Ozornax dijo...

La nostalgia de tu niño interior...recuerdos de barajitas...tías y abuelas. Cuando uno empieza a recordar esas cosas... es porque... mmmm ... se me olvidó lo que te iba a decir... Bueno, me hiciste acordar que alguna vez fui niño y tuve sueños e ilusiones (ahora tengo pesadillas y realidades)...espero que de niño no te hayan puesto a ver a Popi... mis mejores deseos para ti

Saucisse dijo...

Imagina : ahora pasamos horas por el celular hablando o por internet, chateando.

Silvia: pues yo estoy que hasta le doy la bienvenida a las cartas de rutinas diarias. Mi mamá me dijo el otro dia que no me mandaba una postal porque no encontraba una bonita... y a mi lo que menos me interesa es una imagen retocada de Ccs.

Tcalo: lo peor de la computadora es que no escribimos jamas, pero ni para hacer un trabajo del colegio, a la gente se le va a olvidar como agarrar un lapiz un dia de estos...

Ozornax: Si bueno, los recuerdos nos (me)preseguirán siempre ... a Popi fui a verlo en vivo al teatro La Campiña...

Vivan lo suficiente para encontrar al bueno. Protéjanse!!

Sean lo que quieran, pero protéjanse!

Saucisse también está aqui :