sábado, 7 de febrero de 2009

24 y 31

A medida que uno va creciendo, la navidad y el año nuevo (en realidad todo el mes de diciembre) va perdiendo interés.


Al principio, como uno es niño, la navidad es interesante porque se decora el arbolito o se monta el pesebre, hay fuegos artificiales, se puede jugar con todos los primitos y vecinos… y además viene san Nicolás o el niño Jesús (como prefieran).


Luego, un poco mas grande, se va tomando consciencia de los regalos y ahí es cuando se pone buena la cosa porque uno va pidiendo lo que quiere… a cuentas de un buen comportamiento anual que nadie lleva a cabo realmente. Pero cuando uno llega a cierta edad, ya no piensa en las lucecitas tan bonitas del arbolito, o que el nacimiento está más bello que el del año pasado, ni en las bonitas figuras coloradas de los fuegos artificiales.


A partir de cierta edad uno piensa en cuantas veces habrá que pasar la aspiradora con cuidadito para recoger las miles de espinas que se van a caer del pino, o que lo del nacimiento es todo un trabajon y que al fin y al cabo nadie lo mira y ocupa mucho puesto. Por eso, este año no hubo decoración ninguna y las lucecitas como jalan mucha corriente solo las prendí para la fiesta del 31.


Además como es uno mismo quien compra los regalos, uno se divierte cada vez menos, mejor dicho, el bolsillo no alcanza para divertirse mucho gastando plata. Pero yo cerré los ojos y compré ostras, fois gras, salmón y una súper torta de cumpleaños para el francés.


Por otro lado, lo del tiempo que pasa o el año que se acaba-comienza también es menos agradable después de cierta edad. A partir de cierta edad, ya no queremos que el tiempo pase, pero los 3 pasos CLINIQUE y los múltiples potes de crema en la repisa del baño te lo recuerdan todos los días. El tiempo pasa, lo quieras o no, lo aproveches o no, lo disfrutes o no.

Está claro que no puedo detener el tiempo, pero puedo hacer que pase mas lento o por lo menos quiero creer que puedo hacerlo (just do it). Para solucionar ese grave problema me he propuesto :

  1. Repetir “el mantra” que MADONNA repite sin cesar en su canción Hung up” Temps goes by so slowly… que en español suena algo así como : El tiempo pasa despacito. (si a ella le resulta...)
  2. Comprarme una súper crema de alta tecnología (de esas que vienen en un potecito chiquitito)
  3. Y como “A Dios rogando y con el mazo dando” he decidido no perder mi tiempo en discusiones estériles. No quiero canas ni arrugas.


Con esas tres cositas (los 3 pasos SAUCISSE) pienso que las cosas pueden mejorar un montón por que lo que soy yo, no sé como me va a ir este año…


Con el corre corre de organizar la fiesta sorpresa para el francés del 31, se me olvidaron todos los trucos para sobrevivir al año. No me comí “las 12 uvas del tiempo”, por lo tanto no pedí mis 12 deseos. Tampoco salí con las maletas por el barrio, así que no sé si viajaré… pero lo peor de todo es que no me puse los interiores amarillos así que lo del dinero es un misterio. Bueno, me comí las “lentejas de la abundancia” porque era parte de la cena que ofrecí. Pero eso si, me bebí toda la champaña que pude, después de todo la compré yo.

3 comentarios:

Silvia dijo...

Funciona el mantra de Madonna???

Me olvido de echarme las cremas, pero las comproclaro...

lo de las discuciones si me parece una buena idea, mejor una copa de vino que cientos de palabras cruzadas...

Cariños

Silvia

Anónimo dijo...

Saucissito guapo, ande estas que note veo,dime argo bonito, aunques estes aterido de frio alla en los parises.

Saucisse dijo...

Silvia : lo del "mantra" ya lo hago casi inconsciente (asi es como funciona). Los viernes en lo que salgo del trabajo me pongo a repetir el coro y el domingo lo repito en la tardecita... y a veces pareciera que el fin de semana tuviera tres dias ;) !!!

Anonimo : Gracias por pasar por aqui, pero no sé quien eres, tienes blog?

Vivan lo suficiente para encontrar al bueno. Protéjanse!!

Sean lo que quieran, pero protéjanse!

Saucisse también está aqui :