sábado, 23 de octubre de 2010

A veces es mejor dejar tapadas las cacerolas

Siempre hay eventos que te marcan.

Los café con leche espumosos, hechos con leche en polvo batida, bien cremosos de un sabado por la mañana me llevan a mi infancia y me recuerdan a mi hermana mayor. Me gustaba la relación que teníamos en esa época.

La canción “Fantasie” de Earth, Wind & Fire me recuerda una sala de ensayos y veo a mi otra hermana bailando, expresándose. Yo era su mayor fan. Será por eso que me gusta tanto bailar.

Mas reciente, cuando veo la serie Mad Men, pienso en mis padres. Los engaños de mi papá y la familia emergente que eramos.

La vida se compone de esos momentos que te modelan, del antes y después.

Antes que supiera que el niño Jesús no existía después del divorcio de mis padres. Antes de cambiarme de colegio, después que mi amiguita de 4to grado me dijera que no quería ser mi novia. Antes de entrar a la universidad y mis intentos de suicidio, después de salir del closet... Antes del 11 de septiembre 2001 y la enfermedad de mi padre, después de vivir en Francia.

Supongo que antes del divorcio de mis padres todo era inocensia, pues los recuerdos son vagos y escasos. Bueno, tampoco hago mucho esfuerzo para tratar de recordar una época dolorosa... pero que es lo que quisiera recordar?

Quiero llegar al momento en el que me desvié. Ese momento en el que me hicieron consciente de mis diferencias y simplemente dejé de ser feliz al no sentirme como los demas. En ese momento me resigné y acepté las cosas como me las impusieron.

Aunque esa no fue le primera vez que me senti solo, visualizar ese emomento es importante hoy en mi vida, porque creo que fue en ese momento que me di cuenta por primera vez que sólo estaba yo. Y que para poder ser yo, tenia que estar solo.

Si queria estar acompañado, tenia que ser como los demas.

Cuando te hacen creer que eres direferente (y todo somos diferentes) y te hacen avergonzarte por ello, comienzas a preguntarte sobre tus diferencias. Pero la cosa se pone dificil porque esa “diferencia” no es como si fueras mas moreno o mas alto y por ello mas facil de reconocer. Es mas bien un defecto o como un lado oculto que sale a la luz en algunas ocaciones lo que lo hace mas dificil de comprender y de cernir.

Recuerdo que teníamos un código con mi hermano mayor para “enderezarme” cuando ese lado “malo” tomaba el control de mi vida “normal”. El estaba muy interezado en que yo fuera como todo el mundo y se preocupaba por mi futuro... que equivocados estábamos. De donde pudo haber salido esa idea? Y Por qué acepté la imposición de un juego que yo no quería jugar?

Hoy es uno de esos días en los que me siento traicionado por mi mismo. Desde hace unos cuantos años me he situado en una posición confortable y me he dejado llevar sin hacer mucho esfuerzo como el viento lo hace con la hoja. Algunos lo llaman ser veleta. Yo lo llamo miedo al rechazo y al fracaso. Yo creo que esta manera de actuar viene de esa época pasada que me marcó sin duda. Esa época me convirtió en espectador sumiso de mi propia vida.

Que voy a hacer ahora? No lo sé. Pero por lo menos estoy consciente.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

wow, que post!
Hay muchas verdades escritas alli!
Ser diferente es doloroso porque aisla...Creo q sentirnos "solos asi" es algo interno, en el fondo es que uno esta solo de alguien. Alguien clave. Alquien que aunque siempre estuvo nunca supo estar. No es tu culpa ni del otro. Cada quien como tu lo dices "es diferente"...Quizas la respuesta para pacificar nuestra alma y nuestras relaciones, sea comenzar a aceptar a esta gente "verdaderamente" como son, con sus limites y sus virtudes, sin intentar nada cambiar...
Prends soins de toi!
...Chapeau pour ton post!

Anónimo dijo...

Que te puedo decir que no suene a cliche? Somos diferentes, pero tambien tan parecidos....solo puedo decirte que te admiro, te respeto y te amo tanto que me hace llorar de emocion!!!!!
Como lei por ahi en el facebook hoy: "tener un hermano es tener a tu mejor amigo todo el tiempo, pero no te das cuenta de ello hasta que eres mayor"...o hasta que te separas geograficamente de el
Te quiero!

Elier dijo...

Animo Saucisse
A mi juicio nadie es dueño de la verdad. Quizas por el hecho de tener tanto roce con la juventud en mi condición de docente a destajos, me ha permitido observar la enorme importancia de las diferencias entre cada individuo y en lo personal, soy de los que asisten a la iglesia los domingos y mi hija que la amo, me ha manifestado su incomodidad por la religión católica; no por eso la voy a dejar de amar. Al contrario, respeto su opinión y por supuesto la de tu persona, queriendo expresar sin temor a equivocarme que tienes pasta de brillante, tus post lo confirman. Un abrazo desde Cocorote

Vivan lo suficiente para encontrar al bueno. Protéjanse!!

Sean lo que quieran, pero protéjanse!

Saucisse también está aqui :